domingo, 21 de abril de 2013

Lengua Castellana: ¿"Nisiquiera" o "Ni siquiera"? ¿Junto o separado?

Muchos utilizamos este término, no obstante, algunos lo hacen separado, y otros lo hacen sin separar; pero ¿cuál es el correcto?. El correcto es "Ni siquiera", por lo que podemos decir que "Nisiquiera" es una falta de ortografía".

"Ni siquiera" es el negativo de "siquiera", por lo que es importante saber el significado de "siquiera".

"Siquiera" significa aunque, al menos, por lo menos (al menos y por lo menos se utiliza en contextos afirmativos), tan solo (tan solo se utiliza para intensificar un contexto negativo). Por ejemplo: "Me gustaría tener siquiera un perro" (es decir, me gustaría tener al menos un perro)."Permíteme siquiera ayudarla a cargar estas cajas tan pesadas" (es decir, permíteme al menos ayudarla a cargar estas cajas tan pesadas). "No pude siquiera coger una moneda" (es decir, no pude ni por lo menos coger una moneda).

Ni siquiera significa lo contrario. Por ejemplo: "Ni siquiera me dejó decir adiós" (no me dejó ni por lo menos decir adiós). Ni siquiera tengo agua (no tengo ni tan solo agua).

Algunos ejemplos de frases con "ni siquiera":
 - ¿Ni siquiera vas a despedirte antes de marcharte? (¿ni aunque sea vas a despedirte antes de marcharte?)
 - Ni siquiera sé hacer una suma (no se ni aunque sea hacer una suma)
 - Ni siquiera funciona el teléfono (no funciona ni aunque sea el teléfono)
 - Ni siquiera me dijiste nada.

Sinónimos de ni siquiera:
Ni tan sólo, ni al menos, ni aunque, ni...

sábado, 20 de abril de 2013

Lengua castellana: ¿Almenos o al menos? ¿Junto o separado?

Cualquier persona que utilice a menudo la lengua castellana ha tenido esta duda alguna vez, por lo que es importante saber cuál término es el correcto. El término correcto es "Al menos"; por lo tanto, la palabra "almenos" no tiene ningún significado (es una falta de ortografía).

"Al menos" es un término empleado para expresar una excepción o salvedad. Por ejemplo: "No creo que sea capaz, al menos por ahora", "No lo ha leído nadie, al menos que yo sepa".

También puede utilizarse con el significado de "aunque no sea nada más" o "aunque no sea otra cosa". Por ejemplo: "Sé que no quiere comprar este artículo, pero al menos pruébelo", "No he ganado la partida, pero al menos me he divertido mucho", "Tendrás que esperar al menos 15 días para ver resultados", "Creo que deberás pagar al menos 1.000 euros por este artículo".

Algunos sinónimos de "al menos":
Por lo menos, como mínimo, siquiera, a lo menos, lo menos.

jueves, 18 de abril de 2013

Lengua Castellana: Conque, Con que o Con qué, ¿Cuál es el correcto?

Las palabras conque, con que y con qué son tres palabras muy utilizadas en la lengua castellana, pero son muy confundidas, puesto que aunque tienen significados diferentes, muchas personas tienden a utilizarlas indiferentemente del contexto en que se encuentran. Es por ello que es necesario saber el significado particular de cada uno de estos tres términos, porque de este modo podremos emplearlos en las situaciones correctas.

Conque:
Conque es una conjunción ilativa, que se utiliza para hacer una continuación de lo expresado anteriormente, es decir, sirve para que después de decir algo, añadir una consecuencia de lo que acabas de decir. Por ejemplo: "No me funciona el teléfono móvil, conque debería comprarme uno nuevo".

También se puede utilizar en el inicio de una oración exclamativa o interrogativa para expresar sorpresa o censura ante el interlocutor. Por ejemplo: "¡Conque no habías estudiado!" (al parecer, las notas del oyente demuestran lo contrario). "¿Conque no ibas a venir?" (al final sí ha venido).

Algunos sinónimos de conque:
Por lo tanto, por lo que, así que, por consiguiente.

Algunos ejemplos de frases con conque:
 - Mañana lloverá, conque llevaré paraguas.
 - Ayer nevó, conque hoy las calles están llenas de nieve.
 - Tenemos poco tiempo, conque date prisa.
 - ¡Conque no sabías nada!.
 - ¿Conque no había examen?.

Con que:
El término "con que" es la composición de la preposición "con" y el pronombre relativo "que"; ambas palabras mantienen su valor. Funcionan del mismo modo que la composición "con el cual / con la cual". Por ejemplo: "Esta es la cámara con que te hice las fotografías".

El "que" de "con que" puede hacer también la función de conjunción. Esto significa que "con que" también puede utilizarse en las oraciones sustantivas subordinadas, adoptando una especie de "si" condicional. Por ejemplo: "Con que entregues el trabajo a tiempo, ya estarás aprobado".

Sinónimos de con que:
 - Preposición "con" + pronombre relativo "que": Con el cual, con el que.
 - Preposición "con" + pronombre relativo "que": En caso de que, si.

Ejemplos de frases:
 - Esta es la piedra con que tropecé.
 - Estoy refiriéndome de la niña con que hablé anoche.
 - Con que no llueva, podremos ir.
 - Con que trabajes duro, triunfarás.

Con qué:
En este caso, el "con" hace de preposición y el "qué" hace de pronombre interrogativo, o exclamativo tónico. En este caso, es una forma de hacer una pregunta (¿Con qué propósito has venido?) o de mostrar exclamación (¡Con qué claridad te has expresado!).

Ejemplos de frases:
 - ¿Con qué nota has aprobado el examen?
 - ¿Con qué chica estás saliendo ahora?
 - ¡Con qué descaro me dice que me vaya!
 - ¡Con qué voz tan bonita cantaba!

domingo, 14 de abril de 2013

Lengua Castellana: ¿"Si no" o "Sino"? ¿Junto o separado?

Todos, mientras hemos redactado cualquier texto, hemos necesitado utilizar ambas de estas palabras; no obstante ¿cual es el verdadero significado de cada una de ellas?. Es fundamental saber utilizar cada una de estas palabras en su contexto correcto, puesto que son muy utilizadas, muy parecidas pero muy diferentes.

Sino:
Sino es una palabra que tiene varios significados, el primero y más esencial es para negar una frase falsa y añadir la realidad, es decir, para hacer contraposición de un hecho ante otro. Por ejemplo: "Javier no es feo, sino guapo" (es mentira que Javier sea feo, puesto que en realidad es guapo).

También sirve para expresar idea de excepción. Por ejemplo: "Nadie es capaz sino Marta" (es decir, Marta es la única persona capaz). "Nadie irá al patio sino Javier" (Javier es la única persona que irá al patio).

Sino también puede usarse como sinónimo de tan solo o solamente. Por ejemplo: "No quiero sino que me entiendas" (sólo quiero que me entiendas). "No hizo sino que reírse" (Sólo se rió).

Podemos usar el término sino para añadir uno o más elementos a una oración. Por ejemplo: "No has aprobado solo por estudiar tanto, sino por atender a clase, comportarte bien y entregar los trabajos" (Es decir, además de haber estudiado mucho, también has atendido a clase, te has comportado bien y has entregado los trabajos, por lo tanto has aprobado).

Sino también sirve como sustantivo, y sirve para referirse al destino o el futuro de las personas o hechos. Por ejemplo: "El sino de Juan era ser abogado" (el futuro esperado por Juan). "Al fin y al cabo, encontrarnos fue nuestro sino" (estaba escrito en el destino que nos encontrásemos).

Algunos ejemplos de frases:
 - No ha estudiado nada, sino que ha estado jugando a los videojuegos.
 - La fruta aquí no es cara, sino que es barata.
 - No estoy asustado, sino tranquilo.
 - Nadie lo supo antes sino María.
 - No pido sino que revises bien mi ficha.
 - No sólo es atento, sino educado, limpio y simpático.
 - Me pregunto si mi sino es ser rico algún día.

Si no:
Si no (separado) es la unión de un "si" (condicional) y un "no" (negación), dando lugar a la frase "si no", que significa "En caso de que no...". Por ejemplo: "Si no hubieses corrido tanto, ahora no estarías cansado"; "Si no hubieses dormido tanto, podrías haber aprovechado la mañana para hacer los deberes".

Algunos sinónimos de "Si no" son:
En caso de que no..., De no haber..., Cuando no...

Ejemplos de frases con "Si no":
 - Si no te hubieses gastado todo el dinero, ahora podríamos irnos de vacaciones.
 - Si no entiendo lo que explica la maestra, levanto la mano y le pregunto.
 - Si no vienes, estaré triste.
 - Si no está buena la comida, me la como igualmente por educación.

sábado, 13 de abril de 2013

Lengua Castellana: ¿Abajo o A bajo? - ¿Junto o separado?

Es muy habitual confundir la palabra "Abajo" con el término "A bajo". En realidad, los significados de cada una de estas dos palabras son muy distintos, por lo tanto es necesario conocer las diferencias entre ambos.

A bajo:
La composición de las palabras "A bajo" debe ir acompañada de otra palabra, creando una frase que significará que algo está bajo de alguna cosa. Por ejemplo: A bajo coste, a bajo precio, etc.

Algunos sinónimos de "a bajo": A un pequeño..., A un inferior..., A un reducido...

Algunos ejemplos de frases:
 - Aquí puedes comprar alimentos a bajo coste.
 - Esta empresa vende productos a bajo precio.
 - Este programa trabaja a bajo rendimiento (a un rendimiento bajo).

Abajo:
La palabra "abajo" puede utilizarse tanto para referirse al lugar como para desaprobar algo. Si dices "voy abajo" o "más abajo está la tienda que buscas", te estás refiriendo a lugar; no obstante, si utilizas la palabra abajo de este modo: "¡Abajo los recortes!" o "¡Abajo el acoso escolar!", estás mostrando desaprobación.

Esta palabra también puede ir unida a palabras como "echar", teniendo esta forma: "echar abajo", que significa tumbar algo, derrumbar o arruinar cualquier cosa. Incluso puede formarse la locución "venirse abajo", que sirve para expresar la frustración de alguien (o propia).

Algunos sinónimos de "abajo":
Debajo, bajo.

Algunos ejemplos de frases:
 - Aquí está el supermercado, más abajo hay una farmacia.
 - Si sigues bajando hacia abajo, no sabrás volver a subir.
 - Me duele abajo de la pierna.
 - Estoy en contra del maltrato animal, "¡Abajo el maltrato a los animales!".
 - Echaron abajo el edificio que antes estaba aquí debido a que era demasiado antiguo.
 - Javier se vino abajo cuando vio que sus notas de clase no eran buenas.

jueves, 11 de abril de 2013

Lengua Castellana: ¿Sobretodo o sobre todo? - ¿Junto o separado?

Es muy común utilizar la expresión "sobre todo" y el sustantivo "sobretodo" indiferentemente del contexto de la frase en cuestión; no obstante, ambas palabras no tienen el mismo significado. Es muy importante no confundir estos dos términos de la lengua castellana.

A continuación se explica el significado de ambas palabras y algunos ejemplos:

Sobre todo:
"Sobre todo" es una locución adverbial que siempre se escribe dividida en las palabras "sobre" y "todo". Es una palabra que se utiliza para resaltar cualquier elemento por encima del resto.

Algunos sinónimos de sobre todo son:
Principalmente, Especialmente, Mayormente, En su mayoría, Más que nada. Por encima de todo.

Algunos ejemplos son los siguientes:
 - Muchas veces viajo a España, sobre todo a Madrid (la capital).
 - A María le gusta mucho comer fruta, sobre todo manzanas.
 - Aquí todos hacemos mucho deporte, sobre todo corremos.
 - Os quiero mucho a todos, sobre todo a tí, Carlos.

Sobretodo:
Sobretodo es un sustantivo. Se trata de una prenda de vestir ancha, larga y con mangas largas; consiste en un abrigo que recibe este nombre debido a que se pone por encima del resto de prendas que uno lleva puestas.

Algunos sinónimos de sobre todo son:
Abrigo, Gabán, Gabardina, Capote, etc.

Algunos ejemplos son los siguientes:
 - Hace mucho frío, mejor me pongo un sobretodo.
 - Fui a la tienda de ropa a comprarme un sobretodo de mi talla.
 - Mi sobretodo es de color verde.

sábado, 30 de marzo de 2013

El calendario del huerto

Bienvenido al calendario del huerto. Si tienes un huerto y te interesa la horticultura, aquí dispones de un calendario para ver las labores que tocan en cada época del año.

Primavera: 
Durante toda la primavera:
- Debemos cavar entre los cultivos para deshacernos de las malas hierbas.
- Acolcharemos las plantas, los arbustos y los árboles para mantener la humedad del suelo y para eliminar las malas hierbas.
- Regaremos en caso de ser necesario, sobre todo si se trata de cultivos recién plantados.

A comienzos de la primavera:
Hortalizas:
- Sembraremos en exterior, cuando las condiciones sean apropiadas, los siguientes cultivos: lechugas, perejil, coliflores, zanahorias, espinacas, chirivías, cebolletas, roquetas, coles de Bruselas, calabresa, rábanos, habas de huerta y guisantes.
- Debemos seguir forzando las endibias.
- Sembraremos en un invernadero sin peligro de heladas o en interior los siguientes cultivos: pepinos, perejil, tomates, puerros, apio, pimientos, apio-nabo, lechugas y berenjenas.
- Plantaremos al exterior los siguientes cultivos: patatas tempranas, patacas, espárragos, cebollas, chalotes y plántulas de cebolla.

Frutas:
- Acabaremos de plantar los árboles frutales y los arbustos.
- Terminaremos de podar los árboles frutales y los arbustos.
- En los sitios donde haya surgido el mildiu, pulverizaremos los groselleros antes de que se abran las flores, y continuaremos haciéndolo a intervalos de 2 semanas.
- En caso de no haber insectos, pulverizaremos a mano los árboles armados en un muro, como albaricoqueros o melocotoneros.
- Podaremos parte de la madera vieja de los cerezos “Morello” si aún no lo hemos hecho.
- Podaremos los arbustos de arándanos.
- Debemos comprobar los frambuesos, las zarzas de Logan y el tayberry. Los ataremos a alambres.
- Procederemos a acolchar los árboles jóvenes, los arbustos frutales y los frambuesos.
- Trasplantaremos al exterior las plantas conseguidas a partir de los estolones de las fresoneras.

A mediados de la primavera:
Hortalizas:
- Aporcaremos las patatas tempranas.
- Arrancaremos y quemaremos las cepas de las coles de bruselas.
- Sembraremos los siguientes cultivos: puerros, colirrábanos, lechugas, nabos, colinabos, cebolletas, escorzonera, perejil, guisantes, calabresa, espinacas, coles de Bruselas, coles de invierno, brécol, chirivías, achicoria roja, salsifí, rábanos, colirrábanos, zanahorias, habas, roqueta y remolacha.
- Plantaremos al exterior: patatas, patacas y cebollas.
- Sembraremos, en un invernadero fuera de peligro de heladas o en interior, la calabaza de invierno, los calabacines, el maíz dulce, las judías y judías verdes, los pepinos, la escarlata, los tomates y las berenjenas.

Frutas:
- Cogeremos las flores de las plantas nuevas de fresones, las cuales no deben fructificar el primer año.
- Los frambuesos deben ser acabados de plantar en caso de no haberse hecho a finales del otoño.
- Observaremos las higueras y procederemos a podar y atar los nuevos brotes en caso de ser necesario.
- Debemos polinizar a mano, en caso de ser necesario, los melocotoneros y nectarinos en espaldera mural. En caso de ser demasiado seco el clima, pulverizaremos con agua los árboles, de este modo echaremos una mano a que salga la fruta.

A finales de la primavera:
Hortalizas:
- Plantaremos alcachofas y cardos.
- Pondremos tutores en los guisantes.
- Aporcaremos las patatas.
- Sembraremos calabresa, cebolletas, nabos, colinabos, rábanos, colirrábanos, perejil, roqueta, coliflor, coles de invierno, zanahorias, achicoria roja, escarola, puerros, remolacha, espinacas, judías verdes, judías de enrame, chirivías, lechugas y guisantes.
- Sembraremos, en interior o en un invernadero sin peligro de heladas, calabazas, calabacines, maíz dulce y pepinos.
- Plantaremos los siguientes cultivos al exterior: apio, apio-nabo, patatas, patacas, tomates de exterior, pimientos, maíz dulce, judías verdes, judías de enrame y berenjenas.
- Trasplantaremos plantitas de coliflor bien desarrolladas.

Frutas:
- Comenzaremos a recolectar las grosellas espinosas.
- Arrancaremos todos los tallos nuevos de frambueso que sobresalgan demasiado de las hileras originales.
- Continuaremos regando, en caso de ser necesario, sobre todo en el caso de los árboles que estén armados en un muro.
- Arrancaremos las malas hierbas, pondremos paja alrededor de las plantas y pulverizaremos en caso de haber babosas.
- Debemos colocar redes sobre las plantas de bayas.
- Comenzaremos a aclarar los brotes nuevos de los albaricoqueros, los melocotoneros y los ciruelos armados en un muro.

Verano: 
Durante todo el verano:
- Cavaremos de forma regular entre los cultivos para eliminar las malas hierbas.
- Acolcharemos alrededor de las plantas para conservar la humedad y deshacernos de las malas hierbas.
- Regaremos los cultivos en caso de ser necesario, sobre todo los cultivos recién plantados.

A comienzos del verano:
Hortalizas:
- Sembraremos los siguientes cultivos: endibias, lechugas, cebolletas, pepinos, guisantes, hinojo de Florencia, calabazas, calabacines, calabresa, zanahorias, escarola, roquetas, colinabos, colirrábanos, judías verdes, judías de enrame, acelgas, remolacha y perejil.
- Plantaremos al exterior, en tierra ya preparada: calabacines, apio, apio-nabo, tomates de exterior, pimientos, berenjenas, pepinos y maíz dulce.
- Trasplantaremos las coles de bruselas, el brécol, los puerros y las coliflores.

Frutas:
- Recolectaremos, de forma regular, las frambuesas, las fresas, las grosellas rojas y blancas, negras y espinosas.
- Armaremos los nuevos brotes de frambuesos, zarzas de Logan y demás híbridos de bayas.
- Ataremos brotes seleccionados de los melocotoneros y los nectarinos en espaldera mural y, en caso de ser necesario, aclararemos los frutos.
- Quitaremos los vástagos de las fresoneras, salvo que queramos plantas nuevas.
- Cortaremos los brotes de los ciruelos y los cerezos Morello armados en un muro que crecen en dirección equivocada.
- Es importante acabar con las orugas.

A mediados del verano:
Hortalizas:
- Verificaremos que las patatas de cultivo principal no tengan mildiu y, en caso de ser necesario, pulverizaremos.
- Aporcaremos las coles de Bruselas y otras Brassica cultivadas en zonas expuestas.
- Cortaremos los brotes laterales y la parte superior de las tomateras de cordón al exterior cuando hayan producido frutos en 4 o 5 racimos.
- Arrancaremos los ajos y secaremos los bulbos.
- Sembraremos los siguientes cultivos: lechugas, guisantes, perejil, calabresa, nabos, zanahorias, rábanos, colirrábanos, roquetas, remolachas, endibias, hinojo de Florencia y acelgas.

Frutas:
- Armaremos los tallos de las zarzamoras y los híbridos de bayas. Para multiplicarlos, despuntaremos los brotes de las acodaduras.
- Tras la fructificación, cortaremos las hojas de las fresoneras y quitaremos la paja. Debemos arrancar las malas hierbas que salen entre las hileras.
- Aclararemos las manzanas si no lo han hecho por sí solas.
- Una vez hayan fructificado los frambuesos, cortaremos los tallos viejos y ataremos los nuevos.
- Es posible que las ramas de los ciruelos con muchos frutos necesiten algún tipo de soporte.
- Debemos abonar los cítricos con un fertilizante de alto contenido en nitrógeno.

A finales del verano:
Hortalizas:
- Arrancaremos las cebollas y los chalotes y los dejaremos secar antes de almacenarlos.
- Cortaremos y quemaremos la parte superior de las plantas de las patatas de cultivo principal en caso de que tengan mildiu.
- Sembraremos los siguientes cultivos: espinacas, rábanos, colirrábanos, nabos y hojas de ensalada oriental.
- Sembraremos en invernadero la escarola rizada.

Frutas:
- Debemos seguir podando los tallos viejos de frambueso que han fructificado y atar los nuevos.
- Podaremos los manzanos y los perales armados en un muro.
- Plantaremos al exterior vástagos con raíces de fresoneras nuevas.
- En caso de ser necesario, podaremos los ciruelos damascenos y los ciruelos una vez hayan fructificado y procederemos a cortar las ramas dañadas.
- Una vez hayan terminado de fructificar los nectarinos y los melocotoneros, cortaremos los tallos donde estaban los frutos y ataremos nuevos brotes para reemplazarlos.

Otoño: 
Durante todo el otoño:
- Debemos arrancar y almacenar las hortalizas de raíz, como es el caso de los nabos, colinabos, remolachas o las zanahorias. Las almacenaremos en un sitio fresco donde no haya peligro de heladas.
- Procederemos a cavar y estercolar la tierra cuando se haya limpiado de cultivos.

A comienzos del otoño:
Hortalizas:
- Secaremos las calabazas y las calabazas de invierno antes de su almacenamiento.
- Continuaremos aporcando las coles.
- Sembraremos espinacas, rábanos de invierno y hojas de ensalada oriental.

Frutas:
- Cuando las zarzamoras y otros híbridos de bayas hayan fructificado, cortaremos los tallos viejos por la base. Debemos atar los tallos nuevos.
- Debemos asegurarnos de quitar bien las malas hierbas de alrededor de los árboles frutales que crecen en césped.
- Cortaremos y quemaremos las ramas afectadas por el mildiu de los groselleros espinosos.
- Pediremos nuevos árboles y arbustos frutales.
- Terminaremos la poda de verano de los manzanos y los perales.
- Cortaremos la madera muerta de los cerezos “Morello” armados en un muro y ataremos los brotes nuevos.

A mediados del otoño:
Hortalizas:
- Plantaremos ajos.
- Sembraremos habas y rábanos de invierno.
- Quitaremos los palos de las judías, las cañas de las tomateras y la vegetación podrida.
- Cortaremos los tallos de las patacas y de los espárragos.

Frutas:
- Almacenaremos la fruta que esté sana en un sitio fuera de peligro de heladas.
- En caso de ser necesario, cogeremos esquejes de los groselleros negros y rojos y de los groselleros espinosos.
- Prepararemos la tierra para plantar arbustos y árboles nuevos.
- Debemos arrancar las hojas muertas de los fresales.
- Podaremos los groselleros negros y rojos y los groselleros espinosos después de que se hayan caído las hojas.

A finales del otoño:
Hortalizas:
- En zonas frías, debemos proteger las coronas de las alcachofas, llenándolas de paja o de helechos.
- Plantaremos ruibarbos y ajos.
- Sembraremos guisantes y habas.

Frutas:
- Terminaremos de recolectar las peras y las manzanas.
- Plantaremos los arbustos y árboles nuevos y los tallos de frambueso, cuanto antes mejor, después de que se les hayan caído las hojas.
- Pulverizaremos los nectarinos y los melocotoneros, para que no sufran la abolladura de la hoja, tan pronto como se les hayan caído las hojas.

Invierno:
Durante todo el invierno:
- Terminaremos de cavar y de abonar la tierra en caso de que las condiciones sean apropiadas, y la prepararemos para la plantación de primavera.
- Forzaremos el ruibarbo y las endibias desde mediados del invierno en adelante.
- Vigilaremos a menudo las peras y manzanas almacenadas y retiraremos las que comiencen a pudrirse.

A principios del invierno:
Hortalizas:
- Almacenaremos los nabos y colinabos en un sitio fresco fuera del peligro de las heladas.

Frutas:
- Comprobaremos los tutores y las ataduras de los árboles frutales y las aflojaremos cuando sea necesario.

A mediados del invierno:
Hortalizas:
- Haremos un pedido de semillas de flores y horta
lizas, de cebollas y de patatas.
- Sembraremos cebollas y endibias en un invernadero donde no exista peligro de heladas o en interior.
- Comenzaremos a plantar los chalotes.

Frutas:
- Podaremos, en caso de no helar demasiado, los perales y los manzanos.
- Seguiremos plantando los árboles y los arbustos frutales en caso de que las condiciones meteorológicas sean apropiadas.

A finales del invierno:
Hortalizas:
- Prepararemos los semilleros para las siembras tempranas.
- Pondremos las patatas en cajones.
- Sembraremos los guisantes al exterior en las zonas con clima templado.
- Sembraremos, en un invernadero sin peligro de heladas o en interior, los siguientes cultivos: puerros, cebollas, lechugas, apio-nabos y berenjenas.

Frutas:
- Cubriremos las fresoneras con campanas para una cosecha temprana.
- Podaremos los avellanos una vez estén completamente abiertas las candelillas.