sábado, 3 de marzo de 2012

Cómo plantar y cultivar apio - Cultivo del apio


Nombre científico: Apium graveolens

El antiguo picante apio silvestre se ha convertido en el exquisito apio que podemos comer hoy en día gracias a los cientos de años de cultivo del mismo, seleccionando siempre los mejores.

Tipos de Apio:
Existen tres tipos de apio:
 - Variedades de zanja: Estos se deben aporcar para blanquearlos.
 - Variedades verdes: Sus tallos son largos y descoloridos. Su sabor es muy bueno.
 - Variedades autoblanqueantes: Este tipo de variedad de apio no necesita tantos cuidados, aunque es necesario que el invierno sea más suave.

El apio más bueno es el "Giant Pink", que pertenece a los apios de las variedades de zanja.

Cultivo del Apio:
El objetivo a la hora de cultivar Apio es que sus pecíolos tengan gran tamaño y sean jugosos, pues en eso se basa la calidad del Apio, para ello las plantas deberán tener abundancia de agua y crecer lo más rápido posible.

Suelo:
El suelo debe ser profundo, estar drenado y abonado con materia orgánica.
El PH debe de ser entre 6,5 y 7,5.

Maduración:
 - Variedades de zanja: Maduran a mitad del invierno.
 - Variedades verdes: Maduran a finales de verano.
 - Variedades autoblanqueantes: Maduran a finales de verano.

Siembra del apio:
Es necesario que sea con mucho calor.
Las semillas de apio, en ocasiones, tardan en germinar, algunas podrían no hacerlo, debemos mirar que la temperatura sea de 10º a 15º, es la temperatura ideal.
Si se hace en interior, no se deben cubrir, pues necesitan luz para que las semillas germinen. Pasaremos las plántulas a las bandejas.

Trasplantar el apio después de la germinación:
Debemos esperar a que las pequeñas plantas ya tengan unas cinco o seis hojas, y entonces podremos trasplantar, y a donde se trasplanten, ese debe ser su lugar definitivo, ya no se volverá a mover de sitio.
Si queremos plantar apios de las variedades de zanja debemos cavar un agujero de 30 centímetros, debemos llenar la mitad del agujero con estiércol, y a continuación añadiremos 5 centímetros de tierra (Debemos asegurarnos de que quedan 10 centímetros de agujero), a continuación dejaremos a la tierra asentarse. A la hora de trasplantarlas, las plantas deberán tener una separación de 30 a 45 centímetros entre planta y planta.

Si lo quer quieres es plantar variedades verdes y autoblanqueantes, podremos plantarlas en macizo, y no será necesaria tanta separación, con que estén con una separación de 15 a 30 centímetros entre sí es suficiente, dependiendo del tamaño que queremos que las plantas crezcan.

Cuidados del Apio hasta su maduración:
En época de crecimiento debemos regarlas con abundantes cantidades de agua, acolchando para que se mantenga la humedad.
Si el suelo donde están plantadas absorbe mucho, se recomienda que se las aplique algún fertilizante líquido tras un mes desde su trasplante.
Los apios de zanja deberán ser blanqueados una vez alcancen una altura de unos 30 centímetros, en primer lugar llenamos la zanja y después aporcamos las plantas.

Producción a la hora de recolectar:
Por cada fila de 3 metros de largo de apios, recolectaremos aproximadamente 6 kilos de apio.

Enfermedades y plagas:
La mosca del apio es un peligro para nuestra cosecha de apio, para combatirlas deberemos arrancar las hojas afectadas por la mosca o bien echar un poco de insecticida pulverizando las plantas.
Debemos tener cuidado con las babosas, pues se comen los tallos más jugosos del apio.
Las larvas blancas pueden afectar también al apio, dejando manchas marrones y retrasando su crecimiento, provocando también que sus pecíolos se vuelvan más duros.
Recomendación: Para los apios es recomendable que al primer signo de plaga o enfermedad de las mencionadas se pulvericen las plantas con insecticida.

2 comentarios:

  1. No sé cómo reconocer mis apios; conseguí semillas pero no se de cuál.
    Están hermosos ahora (casi a principios de otoño por aquí en Argentina) pero supongo que tendré que ponerlos en algo más grande que una maceta de 20 centímetros de diámetro.

    ¿Los dejo afuera y ya está o convendría tenerlos dentro, o en un alféizar?

    ¡Gracias por la información!

    ResponderEliminar