domingo, 1 de abril de 2012

Cómo plantar y cultivar Espinacas - Cultivo de la Espinaca





Nombre científico: Spinaca oleracea.

Un factor a favor a la hora de plantar espinacas es que pueden crecer en una sombra ligera en caso de tener la tierra bien húmeda.
Otro punto a favor es que es una planta que crece con mucha rapidez. Las espinacas hacen la maduración muy rápido porque su objetivo es producir semillas para perpetuar la especie.
El capitán Cook utilizó esta hortaliza para dar de comer a sus marineros y que no muriesen de escorbuto.


Cultivo de las Espinacas:
Es recomendable que el suelo esté muy húmedo y sea bien fértil, puesto que esto las hará tener un buen crecimiento. La temperatura ambiente no debe ser muy alta. Las mejores cosechas de espinacas se hacen en otoño y primavera, en verano no debemos esperar mucho. Es una buena recomendación para sembrar espinacas hacerlo en pequeñas cantidades y muy a menudo.
En caso de que nuestro suelo sea muy seco o el lugar o temporada sea muy cálida, es recomendable plantar espinacas de Nueva Zelanda, puesto que estas tienen como característica diferenciadora de las demás que aguanta mejor el calor y lugares secos.

Suelo y sitio para cultivar Espinacas:
Es muy importante plantar las espinacas en suelos ricos en nitrógeno. No importa demasiado si el lugar es sombrío, más bien debemos preocuparnos por la sequía, puesto que no soporta muy bien los lugares demasiado secos o temperaturas demasiado altas.

Siembra de las Espinacas:
Si queremos plantar una cosecha de verano, tendremos que sembrar semillas cada dos o tres semanas, desde que comienza la primavera hasta que termina, y la profundidad debe ser no más profunda que 1,5 centímetros de profundidad, en hileras con una separación de 30 centímetros entre sí.
Si queremos plantar una cosecha de invierno, deberemos sembrar desde que finales del verano hasta principios del otoño.
Si queremos plantar semillas de Nueva Zelanda, a diferencia del resto, éstas deben estar a 1 centímetro de profundidad y en surcos con unos 38 centímetros de separación.

Aclarar las Espinacas:
Para las espinacas de verano debemos aclarar las hojas hasta lograr que las plantas estén a unos 15 centímetros de separación.
Para las espinacas de invierno debemos aclarar las hojas hasta lograr que las plantas estén a unos 23 centímetros de separación.
En caso de que sean espinacas de Nueva Zelanda, la separación deberá ser de 20 centímetros de separación entre planta y planta.

Cuidados del día a día en las Espinacas:
Siempre deben tener el suelo húmedo y si el suelo absorbe mucho les tendremos que poner más abono. 
Las cosechas de invierno podrían requerir campanas de protección en caso de recibir mucho sol.

Producción en la recolección de las Espinacas:
Por cada hilera de 3 metros de longitud estaremos produciendo desde 2,5 hasta 5 kilos.

Enfermedades y plagas de las Espinacas:
La enfermedad que más aparece en las Espinacas se denomina Mildiu, una enfermedad que provoca manchas en las hojas hasta pudrirlas, su extensión entre el resto de plantas es muy rápida, por ello debemos aclarar las plantas en caso de ver indicios de esta enfermedad. Si quieres evitarlo puedes plantar una variedad resistente a esta enfermedad, como por ejemplo el Secundo.

Las variedades más cultivadas por los horticultores:
Nueva Zelanda: Para los lugares y suelos secos y temporadas cálidas.
Sigmaleaf: Por su rápido crecimiento y su resistencia a espigar.
Secundo: Puesto que resiste bien al Mildiu y su crecimiento es rápido.

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada