lunes, 2 de abril de 2012

Cómo plantar y cultivar Rábanos - Cultivo del Rábano





Nombre científico: Raphanus sativus.

Los rábanos son una hortaliza muy poco reconocida, pero tiene un sabor especial que puede enriquecer las cocinas que hoy en día comemos en nuestras mesas. 
El rábano es mejor valorado en Japón y China que en otros países como el nuestro.
Los rábanos no son muy decorativos en los huertos, más bien se cultivan con el único fin de consumirlos en la cocina. 

Cultivo del Rábano: 
Los rábanos de verano tendrán que ser plantados en primavera, estos se podrán recolectar en pocas semanas, por lo tanto podrías plantarlos junto a otras hortalizas que tengan una maduración más lenta. 
La variedad "mooli" (daikon) no es recomendable que sea plantado después del día más largo, puesto que estos harán las semillas más rápido de lo deseado (esto también ocurre con los de invierno). 
Los rábanos de invierno deberían ser sembrados a finales de verano. 

Suelo y sitio para cultivar los Rábanos: 
Los rábanos deben ser plantados en espacios abiertos, aunque de todos modos soportan un poco de sombra. El suelo ideal para el rábano sería un suelo ligero y arenoso. 

Siembra de los Rábanos: 
Lo mejor que se puede hacer es plantar poca cantidad y hacerlo muy a menudo. Las semillas deben estar plantadas a 1 centímetro de profundidad en hileras, con 15 centímetros entre semilla y semillas, y con intervalos de unas 2 semanas. 
Las variedades Mooli y las de invierno tendrán que estar plantadas a 1 centímetro de profundidad y deberá haber una separación de 20-25 centímetro entre las hileras. 
En caso de tener la tierra seca, sería esencial regar los surcos para que germinen más deprisa. 

Cómo aclarar los Rábanos: 
Para aclarar los rábanos lo haremos de forma que tengan unos 2 centímetros de separación entre planta y planta en el caso de los rábanos de verano. En el caso de los de invierno y de los rábanos de la variedad Mooli tendremos que dejar una separación de 15 centímetros. 

Cuidados del día a día en los Rábanos: 
Los rábanos son hortalizas que no tienen mucha dificultad a la hora de cuidarlos, no necesitan abono pero tendremos que regarlos un poco. No debemos regarlos demasiado porque entonces no crecerán las raíces demasiado y en cambio las ramas crecerán demasiado. 

Producción en la recolección de Rábanos: 
Por cada metro de hilera estaremos produciendo una cantidad de 1,5 kilos de rábanos en el caso de los rábanos de invierno, en el caso de los de verano produciremos aproximadamente 30 rábanos por metro. 
Los rábanos de invierno, igual que los rábanos de la variedad Mooli, tardan en crecer hasta 3 meses para poder ser cosechados. 
Los rábanos de verano tardan 1 mes en madurar y una vez maduros deben consumirse inmediatamente si no queremos que se pongan duros. 
Si florecen rápidamente, las plantas harán una especie de envolturas de sabor picante que pueden ser utilizados en la cocina por ejemplo haciéndolos al vapor, conservándolos en vinagre y friéndolos. 

Enfermedades y plagas de los Rábanos: 
Como horticultores de rábanos, nos estamos enfrentando a dos problemas: 
Los escarabajos de tierra dejan agujeros en los rábanos y las babosas pueden dañar nuestros rábanos. 

Variedades más plantadas por los horticultores: 
Rábanos de invierno: 
China Rose: Esta variedad tiene las hojas de color púrpura y sus raíces son largas. 
Mantanghong: Sus raíces tienen un tamaño pequeño, su piel es de un color entre el blanco y el verde y su pulpa es de color rojo-púrpura. 
Cherokee: Sus raíces son redondas. 
Black Spanish: Esta variedad es antigua y es posible que salgan tanto redondas como alargadas. 

Rábanos de verano: 
French Breakfast: También con forma de tubo. Este tipo de rábano es dulce y suave. 
Ribella: Sus raíces son redondas. 
Fluo: La variedad Fluo tiene forma de tubo, sus raíces son suaves, de color rojo y sus extremos son blancos.  

Rábanos de la variedad Mooli: 
Mino Early: Esta variedad tiene como característica que es una variedad muy suave, esto es lo que hace que esta variedad sea tan conocida. 
April Cross: Los horticultores que plantan esta variedad lo hacen, a parte de ser una buena variedad, porque aguantan el invierno sin problemas. Sus raíces son muy largas, superan los 30 centímetros de longitud.  

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada