domingo, 27 de mayo de 2012

Información sobre los esqueletos de los animales

El esqueleto es un sistema biológico que sirve para sostener el cuerpo de un animal, además de darle una forma y una fuerza. También es utilizado para dar movimiento a los músculos y como almacén de sales minerales.

Existen esqueletos internos, también llamados endoesqueletos. En el caso de los mamíferos, peces, reptiles, anfibios y aves, este es generalmente óseo, pero hay otros animales que tienen un esqueleto compuesto por cartílago, como por ejemplo las rayas y los tiburones, también es un esqueleto resistente, aunque tiene mejor flexibilidad.

El cartílago no solo se puede encontrar en animales que tengan un esqueleto compuesto por cartílago, pues también podemos encontrar cartílago en las extremidades de los huesos en la zona de las articulaciones y en algunas partes del cuerpo (En el caso del ser humano, un buen ejemplo sería la oreja y la nariz).

Algunos animales que carecen de esqueleto, tienen una especie de esqueleto interno formado por agua, este esqueleto recibe el nombre de esqueleto hidrostático.

Extremidades y patas:
Aunque las aletas de las focas y los pies de los seres humanos no tengan demasiados parecidos, el número de huesos que poseen es el mismo, la única diferencia es la forma en que se han desarrollado con los años debido al uso que han tenido, puesto que el ser humano ha utilizado sus pies para caminar, mientras que las focas han utilizado sus aletas para nadar, es por eso que los humanos tienen los huesos de las piernas largos y los dedos de los pies tienen huesos cortos, mientras que las aletas de las focas tienen los huesos de las piernas cortos y los huesos de los dedos de los pies largos.

Es por eso que el ser humano no es un gran nadador, mientras que las focas no son ágiles caminando, puesto que cada animal desarrolla sus patas y extremidades según el uso que le haya dado en las generaciones anteriores.

Caparazones o "Conchas externas":
La tortuga es un buen ejemplo para explicar las conchas externas, a parte de poseer un endoesqueleto muy parecido al de otros reptiles, también tienen un caparazón.
El caparazón de las tortugas está compuesto por hueso, los cuales están cubiertos por unas placas córneas. Este caparazón está unido a su columna vertebral y el esternón, la columna vertebral une el caparazón en la parte superior, mientras que el esternón lo une por la parte superior.

Esqueletos hidrostáticos:
Algunos animales, como por ejemplo las sanguijuelas, no tienen columna vertebral, ni ningún esqueleto sólido que soporte su cuerpo, es por ello que mantiene su forma gracias a la presión del agua, es decir, posee un esqueleto hidrostático. Las sanguijuelas son animales en forma de tubo, cuyo cuerpo está rodeado de músculos y relleno de agua, y utilizará sus músculos para moverse, estirando o apretando su cuerpo. En el caso de las sanguijuelas, también poseen unas ventosas en los extremos de su cuerpo, cuyas ventosas pueden pegarse a las diferentes rocas y plantas del mar.

Picos:
Los picos de todos los pájaros y aves han ido desarrollándose generación tras generación. El objetivo principal de un pico es la alimentación, igual que la boca del ser humano. En el ejemplo del flamenco, ha desarrollado un filtro que filtra el agua, para comer peces bajo el agua, mientras que otro animal como por ejemplo el loro, ha desarrollado una especie de cascanueces, muchos picos tienen forma de gancho para coger semillas y frutas, entre otras cosas.
Aunque los picos de los pájaros no tienen dientes, tienen relieves en forma de sierra que les permiten enganchar a los peces resbaladizos.

Los picos de las aves se desarrollan en función de las propias necesidades a partir de su alimentación.

El esqueleto de los gorilas:
Los gorilas tienen los huesos de los brazos más largos que los de las piernas, puesto que su cuerpo está adaptado para trepar por los árboles, cuya acción realizan especialmente con los brazos.
También tienen un dedo pulgar desarrollado para poder apretarlo contra sus otros dedos, de forma que le facilita a la hora de agarrar objetos o manipularlos.
Los gorilas también tienen una especie de abultamiento en el cráneo que sirve como protección para los ojos.
Producen glóbulos rojos en la médula de sus huesos más largos.

El esqueleto de los anfibios:
Generalmente, los anfibios tienen menos cantidad de hueso que los animales vertebrados.
En el ejemplo de la salamandra gigante japonesa, esta tiene una cola compuesta por unos 20 huesos, la cual utiliza para desplazarse moviendo la cola en forma de S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada