miércoles, 13 de junio de 2012

Información sobre el camuflaje de los animales




El camuflaje no es más que otro método de defensa que los animales utilizan para defenderse de sus predadores, aunque también hay animales que se camuflan para esconderse y cazar a su presa cuando pasa por su lado.

Mientras que han animales que tienen la forma de su cuerpo parecida a su entorno (el suelo, las piedras, las hojas de los árboles), otros animales tienen la capacidad de cambiar el color de su cuerpo para parecer invisible, imitando que son lo que tienen detrás suyo. Algunos animales incluso cambian de color y ligeramente de forma para que parezca que son más peligrosos de lo que son.

Animales como el zorro cambian de color dependiendo de la época del año y del entorno que le rodea, cuando es invierno y está todo nevado, adopta un color blanco, mientras que cuando llega el verano, adopta un color pardo.

La Kallima de la India, el insecto-hoja:
Este animal puede ser encontrado en el sureste asiático y a simple vista es un insecto cuyas alas parecen hojas que ya han caído de sus árboles. Es impresionante, puesto que las alas tienen las venas de la misma forma en que las tienen las hojas, y cuando se pone encima de una planta o árbol parece que sea una hoja más de la planta y los pájaros predadores que pasan por encima suyo no son capaces de verlas.

Peces con forma plana que adoptan el color del suelo del mar:
Hay peces, como la platija, cuyo cuerpo tiene forma tan plana que les permite tumbarse en el suelo del mar y parecer que forman parte del suelo, además, porque el color de su cuerpo varía para asemejarse al color de los componentes que componen el suelo marítimo donde se encuentra, ya sean piedras o algas, puesto que es capaz de cambiar de color.

Plumajes blancos en paisajes nevados:
Los paisajes nevados son prácticamente blancos, y algunas aves corren peligro en ocasiones, es por ello que se camuflan, como es el caso de las lechuzas, adoptando un plumaje de color blanco. Las lechuzas, en paisajes que no son blancos, cazan por la noche porque se sienten más seguras al pasar más desapercibidas, lo mismo ocurre cuando es verano en el ártico, pero en este caso deben salir de día, puesto que necesitan salir muy frecuentemente a por comida para sus crías y al no poder esperar a la noche deben salir a plena luz.

Animales que fingen ser piedras:
En paisajes llenos de rocas, ya sea en montañas o en playas, pueden existir muchos peligros, sin embargo, algunos animales, como es el caso del chorlo de doble collar, son capaces de colocarse entre las rocas y simular ser otra roca más, de pequeño tamaño, claramente.

Tiene marcas de color blanco y negro en su plumaje que se asemejan a las manchas comunes de las rocas. Cuando ponen huevos, también los ponen entre las piedras para que parezcan piedras y los predadores no los detecten y no se alimenten de ellos.

Animales que cambian el color de su piel al instante:
El camaleón es un animal famoso por su capacidad de camuflarse en el entorno cuando se siente en peligro. Si queremos ver cómo se camufla un camaleón, deberemos hacer que se sienta en peligro, puesto que sólo utilizan su habilidad de camuflaje cuando detectan algún peligro.

En el momento en que el camaleón se siente amenazado, inmediatamente pone en marcha el proceso de mimetización y cambia su color por el del follaje, plantas, o suelo que se encuentra detrás suyo para parecer invisible, además de oscurecer el color de su piel para asustar al contrincante, y cuando cambian de color, sus ojos se vuelven de color rojo en lugar de naranja, su color común.

Por si es visto, enrolla su cola y hace su cuerpo un poco más grande para parecer más peligroso y para simular que es un animal peligroso.

El tiburón alfombra:
Este animal resulta ser muy curioso, su hábitat está en Australia y Nueva Guinea y vive en aguas tropicales con poca profundidad. Con el tiempo, ha adoptando la forma de una alfombra y camina por el lecho marino, arrastrándose y adoptando los colores del suelo para pasar desapercibido. Sus bigotes parecen algas y su piel está repleta de motas que ayudan a que se parezca todavía más al suelo del mar.


Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

1 comentario: