sábado, 9 de junio de 2012

Información sobre el nacimiento de los animales




El nacimiento de un animal puede darse de distintos modos. Los hay que crecen en el interior de la madre hasta que el cuerpo se ha formado por completo y después salen del interior de su cuerpo para continuar su vida de forma independiente, con el cuidado de su madre hasta que puede vivir solo, mientras que otros crecen en el interior de un huevo hasta que se forman y terminan rompiendo el propio huevo y saliendo al exterior, algunos nacen en nidos cuidados por sus padres y otros están escondidos hasta que nacen. 

El período de nacimiento de una cría hasta que crece lo suficiente como para defenderse es muy delicado, puesto que están muy dispuestos a ser atacados por los predadores, que se aprovechan de lo indefensas que son las crías, así que su vida dependerá de la protección de sus madres, aunque a veces del padre, o simplemente del lugar donde lo dejen escondidos si no se hacen cargo de la cría. 

A continuación pondremos el nacimiento de varios animales como ejemplo para comprender los distintos métodos del nacimiento y cría de los distintos tipos de animales: 

El nacimiento de los gatos: 
Los gatos tienen un periodo de gestación de 63 días, y cuando nacen suele salir una camada de más o menos 4 gatos. 

Los gatos recién nacidos de 100 gramos de peso son ciegos hasta los 9 días de vida y no tienen ningún medio para defenderse, por lo que dependen completamente del cuidado de su madre. 

La madre las mantiene cerca de su vientre para transmitirles calor y para alimentarlas dándoles de mamar, y no es hasta los 21 días que empiezan a caminar. 

El nacimiento de las serpientes: 
Las serpientes se desarrollan dentro de un huevo y durante su formación les crece un diente en su hocico el cual utilizarán para romper el huevo y salir al exterior, este diente se le caerá a los pocos días. Al nacer, ya tiene la misma forma que un adulto, la única diferencia es el tamaño de su cuerpo. Si lo desean, pueden quedarse en su huevo unos días más. 

Viven solas desde el nacimiento y nadie cuida de ellas, pero nada más nacer ya están preparadas para sobrevivir puesto que su propio instinto les permitirá encontrar el alimento y esconderse del peligro. 

El nacimiento de los tritones:
Cuando son larvas, terminan completando su desarrollo a través de la metamorfosis hasta que se forman igual que los tritones adultos. Esto significa que nacen de una forma y terminan transformándose en una forma completamente distinta cuando son adultas. 

En primer lugar tienen los ojos grandes y no tienen una forma muy clara, y poseen una especie de agallas con forma de pluma. Cuando tiene 12 semanas de vida, ya tendrá las patas más desarrolladas y su cola y cuerpo será más largo hasta que tenga 16 semanas de vida, que entonces se habrá transformado por completo en lo que es un tritón adulto.

El nacimiento de los escarabajos:
Para salir del huevo, lo hacen gracias a sus dientes, al principio son larvas repletas de espinas que no se parecen en nada a un escarabajo adulto, y la larva se desarrolla comiendo brotes y hojas de judías hasta que está suficientemente alimentada como para convertirse en una crisálida, en la cual se someterá a cambios impresionantes durante 3 o 4 semanas. Una vez transcurrido el tiempo dentro de la crisálida, saldrá de la misma en forma de escarabajo adulto. 

El nacimiento de los chimpancés: 
Cuando nacen, dependen completamente de sus madres durante unos meses, durante ese transcurso de tiempo, su cuerpo se va desarrollando y se acostumbran a lo que es la vida y a las normas de su agrupación. Durante sus primeros meses de vida son muy curiosos y a las crías les gusta crecer juntos, explorar la zona donde se encuentran, correr para arriba y para abajo, pelearse de broma, reír, hacer ruidos, etc... 

El nacimiento de los polluelos:
También desarrollan un diente que les servirá para romper la cáscara del huevo, igual que las serpientes, cuyos huevos se encuentran en nidos directamente en el suelo. 
Al nacer, están mojadas durante 2 horas hasta que se secan y se les queda un color de pelo parecido al color de los pastizales donde se encuentran para camuflarse de los predadores y sus patas les permiten correr para esconderse del peligro. 

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada