domingo, 10 de junio de 2012

Información sobre la adaptación de los animales a su hábitat natural




Gran parte de los animales que existen en el planeta tierra se han adaptado a los hábitats donde viven con el paso de los años, entre las diferentes hábitats tenemos: Selvas, mares, ríos, pantanos, desiertos, regiones polares, montañas y praderas.

Hay animales que sólo son capaces de sobrevivir en un hábitat específico puesto que ha acostumbrado su cuerpo y lo ha adaptado al mismo, de modo que si lo sacas de su hábitat no podría sobrevivir a sus condiciones, como en el caso del oso polar, que su pelo está diseñado para producirle mucho calor para sobrevivir al frío de las regiones polares, si a ese oso lo llevas a un lugar un poco más cálido, el pelo de su cuerpo terminaría matándolo de calor, o el oso hormiguero, que sólo puede sobrevivir en lugares donde las hormigas y termitas abunden.

También hay animales que han aprendido a defenderse gracias a los elementos que se encuentran en su hábitat natural, como es el caso de la mariposa monarca, que obtiene el veneno que utiliza para mantener lejos a sus predadores de los algodoncillos para no ser atacada por lo predadores, entonces esa mariposa en otro lugar no sabría cómo defenderse y no sobreviviría.

Animales que se adaptan a cualquier hábitat natural:
Igual que existen muchos animales que sólo pueden sobrevivir a un hábitat específico, también hay animales, como es el caso de los ratones, las cucarachas y el ser humano, que son capaces de adaptarse y vivir en cualquier hábitat natural, aunque algunos no en hábitats extremas como lo son los desiertos y las regiones polares.

Aquí veremos el ejemplo de algunos animales y sus adaptaciones para sobrevivir al hábitat donde se encuentran:

La adaptación del zorro polar:
Como el zorro polar vive en lugares muy fríos, ha desarrollado un sistema de abrigo muy sofisticado. Se trata de un pelaje peculiar que tiene dos capas abultadas de pelo que, la capa exterior protege a la capa interior de pelo, permitiendo que quede un espacio de aire caliente entre capa y capa que mantiene al zorro polar protegido del frío.

Del mismo modo, también tiene cubiertas de pelo las plantas de sus patas, de esta forma puede correr y saltar por la nieve sin que se le irriten a causa del frío, y sus orejas tienen una capa de pelo tanto por fuera como por dentro para que no se les congelen.

La adaptación del murciélago acuático:
Algunos murciélagos se han visto obligados a recurrir a los animales que viven en el agua para cazar, aprendiendo a volar sobre la superficie del agua y atrapando a la presa en el momento adecuado, aunque también cazan insectos en épocas de mayor abundancia de los mismos.

Del mismo modo, los murciélagos que no son acuáticos también han desarrollado un sentido del oído muy agudo y un pliegue nasal para detectar cualquier onda sonora, esto le ayuda a evitar obstáculos.

La habilidad de excavar de los topos:
Dado que los topos han hecho siempre vida bajo tierra, han adaptado sus extremidades y su dieta al mundo subterráneo, por ello se alimentan de raíces y no necesitan salir al exterior.

Generación tras generación, han desarrollado unas patas en forma de paleta y unas garras que les ayudan a excavar en la tierra, y un hocico perceptivo que detecta la existencia de alimento a su alrededor, ya sean raíces como pequeños animales, además, este hocico tiene un hueso que ayuda a excavar al topo.

Sus orejas son internas aunque su sentido auditivo puede detectar sonidos y vibraciones y sus ojos son pequeños, muy sensibles a cambios de luz.

El camuflaje del escarabajo joya:
Este escarabajo africano se caracteriza por su gran capacidad para camuflarse, han adaptado el color de su cuerpo para parecerse a las cabezas de unas flores que se encuentran a su alrededor, con el objetivo de pasar desapercibido ante los predadores que ponen su vida en peligro.

Si este escarabajo se encontrase en otro lugar, no podría sobrevivir porque no sabría donde camuflarse.

El dedo pulgar del oso panda para agarrar el bambú:
Todos sabemos que el oso panda se alimenta especialmente de bambú y que pasa gran parte del día alimentándose de ello, es por eso que generación tras generación ha ido desarrollando un dedo pulgar extra que sale del lateral de su mano y que le ayuda a agarrar y manejar el bambú para alimentarse de él.

En realidad no es un dedo pulgar, ni siquiera es un dedo, en realidad se trata de un hueso que se expande desde el costado de su mano y al que llamamos dedo puesto que tiene la misma función.

El pinguino, el ave nadadora:
En principio, el pinguino es un ave que, al haberse desarrollado en un hábitat helada, ha utilizado sus plumas para abrigarse y ha desarrollado una gruesa capa de grasa alrededor de su cuerpo que le aísla del frío. Como viven rodeados de agua, han terminado utilizando sus alas para nadar, lo que ha hecho que al final se hayan transformado poco a poco en aletas.

Sus plumas son impermeables gracias a su pico con el cual rocía una especie de aceite.

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

1 comentario: