sábado, 2 de junio de 2012

Información sobre los sentidos de los animales




Todos los animales necesitan sentidos para detectar qué hay en el medio donde se encuentran, para saber a donde ir, para ver qué hay a su alrededor, para notar el tacto de lo que está tocando, para buscar alimento, para detectar el peligro y muchas cosas más, mediante los cinco sentidos: Vista, tacto, gusto, oído y olfato. 
La utilización de los cinco sentidos al mismo tiempo, produce al animal que los utiliza una imagen de todo lo que le rodea, no todos los animales ven lo mismo, ni su imagen del mundo es la misma, puesto que cada animal utiliza sus sentidos de distintas maneras. 

Un claro ejemplo es la diferencia entre el perro y el ser humano: Si sacas a pasear a tu perro y caminas por un parque, habiendo hecho los dos el mismo recorrido, ambos habrán visto el recorrido de un modo muy diferente, mientras que la persona ha obtenido una imagen más bien visual, el perro ha obtenido una imagen a partir de, a parte de la vista, el olfato y el oído. 

El tiburón, junto a algunos animales más, tiene un sentido que le permite detectar el campo eléctrico ocasionado por el movimiento de los músculos de los animales que le rodean. 

El sentido del olfato de los murciélagos: 
Los murciélagos que se alimentan de insectos poseen un sentido del oído muy agudizado, es el sentido que emplean para cazar, en cambio, los murciélagos que se alimentan de fruta han preferido desarrollar generación tras generación el sentido del olfato y de la vista, aunque su oído no está muy agudizado y sus orejas son pequeñas y no están demasiado desarrolladas. 

Los murciélagos tienen un sentido de la vista bastante desarrollado gracias a sus grandes ojos, que les permiten ver en la oscuridad y, por lo tanto, pueden salir a por alimento por la noche, a parte, también tienen un buen sentido del olfato. 

Los murciélagos son, en definitiva, un claro ejemplo de un animal que ha desarrollado muy bien sus sentidos. 

El increíble olfato del cerdo: 
Los cerdos domésticos presumen de un sentido del olfato muy desarrollado y muy entrenado, tienen mayor capacidad de olfatear que los perros, sobretodo para olores específicos gracias a su grande y plana nariz.
En algunos países, como por ejemplo Italia y Francia, se utiliza el cerdo para buscar trufas, un hongo con forma redonda que se utiliza en la cocina. 

El impresionante sentido de la vista de las moscas: 
Las moscas han desarrollado de forma inimaginable su capacidad de ver, sus ojos son muy grandes, tanto, que ocupan casi toda la cabeza. 

Aunque a simple vista veamos que tienen dos ojos, en realidad estos ojos están compuestos por cientos de ojos más pequeños. Cada uno de los pequeños ojos que forman el ojo completo tiene su propio lente. 

Lo que provoca el hecho de que tenga tantos ojos, es que tenga una vista borrosa, así que no son capaces de captar las imágenes con gran calidad, pero sí que son capaces de captar la velocidad de los movimientos, es por ello que cazar una mosca es tan difícil. 

La visión nocturna de los gálagos de Senegal: 
Se trata de una especie de lémur.
Los gálagos de Senegal, además de poseer un buen sentido del oído gracias a sus grandes orejas, también tiene un gran sentido de la vista, el cual le permite ver en la oscuridad. 
Sus ojos son muy grandes y saltones. 

El gálago de Senegal combina sus dos sentidos: Oído y Vista para ver en la oscuridad a la vez que detecta cualquier ruido. 

Se trata de animales muy ágiles, que trepan árboles en las noches oscuras, y que corre mucho y agarrar a su presa de forma muy rápida gracias a sus veloces garras. 

El sentido del olfato submarino: 
En este caso pondremos de ejemplo al tiburón charretera, cuyo sentido del olfato está muy bien desarrollado gracias a su hocico, que tiene una forma parecida a la del cerdo. 

Utiliza este sentido para detectar alimento debajo del agua, aunque sólo puede detectar olores de alimentos que se encuentran a 3 metros de distancia. 

Las antenas: 
Algunos animales tienen antenas, las cuales sirven para detectar todo tipo de sustancias químicas producidas por los animales que se encuentran en su entorno. La información que captan las antenas de los animales que las poseen, suele ser muy detallada y muy sensible, cualquier vibración puede ser detectada gracias a las antenas. 

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada