lunes, 11 de junio de 2012

La vida animal en los bosques




Se conoce como bosques las zonas naturales cubiertas por árboles y arbustos. Es posible encontrar bosques donde sólo exista un tipo de árbol específico, mientras que otros bosques poseen una gran diversidad de tipos de árboles y arbustos.

La vida de los animales que viven en bosques depende, en gran parte, de los árboles que habitan en el, puesto que muchos animales viven en un hábitat debido a los árboles que se encuentran en el. Dependiendo de qué tipo de árboles se encuentren en una zona, la calidad de vida de los animales y de las plantas varía.

Abundan los animales herbívoros que se alimentan de la producción estacional de hojas verdes. Algunos mamíferos pequeños y pájaros tienen crías en primavera y verano.

La vida en los bosques es más difícil en invierno, sobretodo para la búsqueda de alimento, es por ello que hay animales que se alimentan muchísimo antes de que llegue el invierno y después hibernan hasta que vuelve a hacer buen tiempo, mientras que otros animales que no hacen hibernación guardan semillas, nueces y otros alimentos que se conservan en sus hogares.

La influencia de los bosques caducos y cálidos para los animales:
Los animales que viven en bosques cálidos y secos proporcionan comida, cobijo y estabilidad a los animales que habitan en el, entre otras cosas, sin embargo, los animales que viven en bosques caducos, es decir, bosques donde los árboles pierden sus hojas en invierno, deben cambiar su forma de vida al cambiar de estación puesto que los árboles cambian al perder sus hojas.

En el caso de los bosques caducos, los insectos están mejor protegidos en otoño, ya el hecho de que el suelo esté lleno de hojas y restos de árboles, resulta ser un cobijo, escondite y un lugar donde vivir para ellos y anidar.

Ciempiés, el peligro bajo las hojas:
Cuando llega el otoño en los bosques de árboles caducos, llega el peligro para todo insecto que se encuentre debajo de la capa de deshechos producida por los árboles que han perdido sus hojas. El ciempiés es una letal arma de matar insectos, puesto que tiene unos colmillos venenosos que le permiten inmovilizar a la presa para absorber todos los fluidos de su cuerpo hasta dejarlos completamente agotados. No debemos confundir el ciempiés con el milpiés, puesto que este segundo se alimenta de plantas.

Los búhos contribuyen a los deshechos del suelo de los bosques:
Cuando un búho se alimenta de presas, este no digiere todo lo que ha comido y expulsa plumas, piel, huesos y otros restos de animales que su estómago no ha podido digerir, contribuyendo al crecimiento de los deshechos que se encuentran en el suelo de los bosques.

El gran peligro nocturno de los bosques:
Algunos animales, como por ejemplo el cárabo joven, son animales nocturnos que salen en busca de alimento por la noche, además, tienen todos sus sentidos entrenados y preparados para la noche, con visión nocturna y sentidos muy agudizados para detectar cualquier ruido o movimiento y abalanzarse sobre la presa, los animales que más peligro corren son otros animales nocturnos más pequeños e indefensos que estos predadores.

Los ciervos, comedores de cortezas de árboles en invierno:
Aunque en primavera se alimentan de hojas y frutos de árboles, cuando llega el invierno y la abundancia no es tan elevada, se ven obligados a comerse las cortezas de los árboles, afectando a la vida de los árboles de la zona.

Las agallas de los robles y su importante papel en la incubación de algunos huevos:
Muchos insectos ponen sus huevos en las hojas y brotes de los robles, aquí los robles tienen un importante papel: Cuando el roble detecta que un insecto ha depositado huevos en alguna de sus hojas o alguno de sus brotes, envuelve estos huevos en una especie de tela que servirá de incubación para los huevos, esta tela es conocida con el nombre de "agalla" y tiene forma de esfera. Las avispas parásitas utilizan estas esferas para colocar huevos en su interior.

El pájaro carpintero, comedor de larvas:
Este animal ha desarrollado una gran adaptación a la vida en los bosques, tiene una cola rígida que le permite permanecer en la copa de los árboles y cuando necesita alimento se alimenta de larvas, clavando su poderoso pico en la madera de los árboles para extraerlas de su interior.

Las distintas capas de los bosques, formadas principalmente por los árboles:
En los bosques existen distintas capas donde vivir, estas capas dependen de la altura a la que te encuentres, ya sea hacia arriba (en los árboles), o hacia abajo (bajo tierra).

En primer lugar, tenemos la capa de follaje alto, que es la capa en la cual los animales están más expuestos a las radiaciones solares y al calor que el sol produce. Esta capa produce alimento y cobijo a los pájaros y a las orugas, entre otros.

Después tenemos la segunda capa, que se encuentra directamente en el inferior de la capa de follaje alto, que es la vida en las ramas de los árboles. Aquí ya no es tan directa la radiación solar, puesto que el follaje alto no deja pasar en muchas zonas la luz del sol. Lugar perfecto para algunos animales pequeños con una gran habilidad para trepar como las ardillas y algunos pájaros.

Si seguimos bajando a la siguiente capa, la capa que se encuentra en el inferior de las ramas de los árboles, tenemos la capa del manto de deshechos producidos por las hojas de los árboles, se trata de una capa que permite el cobijo de muchos insectos, puesto que se esconden debajo de las hojas y pueden hacer vida sin ser detectados por algunos predadores como los pájaros. También contribuye a producir una humedad óptima para el crecimiento de algunas plantas. Esta capa es húmeda y los animales que se encuentran bajo esta capa no están prácticamente expuestos al sol.

Después tenemos la capa de matorrales, donde entre ella está la capa de arbustos bajos y la capa de arbustos altos. Esta capa no tiene nada que ver con los árboles, es otra capa distinta, lugar perfecto para la alimentación de muchos insectos y para la producción de frutos que servirán de alimento a muchos animales pequeños.

Después tenemos las dos capas inferiores a la capa del suelo, es decir, las capas subterráneas, que es la capa subterránea y la capa de rocas, donde se podrán encontrar animales que viven bajo tierra y que construyen sus nidos y madrigueras bajo tierra.

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada