martes, 12 de junio de 2012

La vida animal en los bosques tropicales




Además de ser el lugar más óptimo para el crecimiento de las plantas, gracias a sus abundantes lluvias y a su cálida temperatura, también es el hábitat con más diversidad de animales de todo el planeta tierra.

Gran parte de los animales que se encuentran en este hábitat, viven en el follaje o en el techo del bosque. En este lugar, la luz solar alcanza hasta los 50 metros sobre el suelo. Esto significa que el suelo de los bosques tropicales es oscuro puesto que la luz solar no llega debido a que las copas de los abundantes árboles y la abundante vegetación no permite pasar a los rayos del sol.

La abundancia de alimento en estas zonas es muy alta, mientras que algunos animales se alimentan del alimento que produce la vegetación (Frutos, brotes, hojas...) otros animales se alimentan de otros animales, de todos modos, es más complicado encontrar alimento en el suelo del bosque, en todo caso nueces y otros frutos que caen de los árboles y algunos tubérculos o raíces desenterrados del suelo. Generalmente son animales pequeños los que viven en los bosques tropicales, y suelen ser animales muy inquietos, están acostumbrados a una vida muy ajetreada.

El famoso pájaro del paraíso y su resplandor:
Aunque las hembras tienen un color más oscuro y se camuflan mejor en la densidad del bosque, los machos de esta especie tienen espectaculares colores que utilizan para cortejar a las hembras a través de una especie de baile o espectáculo lleno de fuertes ruidos y cantos, este espectáculo recibe el nombre de "Lek".

La serpiente voladora:
Estas serpientes simulan tener el cuerpo más estrecho para saltar más lejos, sin embargo, existe una serpiente que es capaz de cambiar la apariencia de su cuerpo para poder planear por los aires expandiendo sus costillas y aplanando todo su cuerpo, esta serpiente es la famosa serpiente voladora de árboles, que se encuentra en el sudeste asiático y es capaz de planear durante 50 metros de longitud.

Los guacamayos, los loros y su inmunidad contra el veneno:
Estos dos pájaros han adaptado su estómago y su cuerpo al veneno de muchas semillas que otros animales no pueden comer, además, para que no les afecte en absoluto, se van a las orillas de los ríos y remueven la arena para ingerir sustancias minerales medicinales, como por ejemplo la kaolina, que sirve de antídoto para el veneno de estas semillas, de forma que no tienen mucha competencia al buscar este tipo de alimento.

Dragones alados, los dragones voladores:
Aunque se llaman dragones voladores y alados, realmente no tienen alas ni vuelan, sino que unos pliegues en su piel, exactamente sobre sus costillas, les permite planear en el aire, gracias al movimiento de las costillas, al estirar sus costillas hacia el exterior de su cuerpo, los pliegues forman una especie de abanico que para el aire y detiene su caída para planear y moverse por los follajes de los árboles.

Las polillas Atlas, las polillas gigantes:
Este peculiar insecto se encuentra los bosques tropicales de Asia, y su característica especial, como su nombre indica, es su tamaño. Se trata de una polilla gigante cuyas alas miden 30 centímetros de ancho cuando están desplegadas, estos insectos buscan el alimento por la noche y se protegen gracias a los colores reflectores de luz que poseen en sus alas. Durante el día prefieren descansar y protegerse escondidas entre las plantas de los bosques tropicales.

El escarabajo rana malayo, un escarabajo que salta como una rana:
El escarabajo rana malayo es capaz de saltar como una rana gracias a sus fuertes patas traseras, las cuales tienen muy bien desarrolladas, este escarabajo se encuentra en Malasia.

El gorgojo, el escarabajo metálico:
Este tipo de escarabajo es muy peculiar porque cuando le da el sol adopta el mismo brillo que tiene el metal, que en realidad se trata de los protectores de sus alas reflejando el sol.

La salamanquesa voladora:
Gracias a unos pliegues de piel que tiene unido a sus cuatro extremidades, puede volar cuando estira sus extremidades y extiende los pliegues, formando estos un abanico que detiene el aire y las deja planeando por el aire, permitiéndole a la salamanquesa buscar alimento en más lugares y a escapar de sus predadores. Además, este animal es muy fácil de confundir con los árboles porque se camufla con su corteza debido al parecido de su color.

La rana voladora de Reinwardt:
Esta rana tiene la particularidad de tener unos dedos muy largos unidos por una especie de tejido, haciendo estos la misma función que un paracaídas y frenando el viento, de forma que le permite a la rana planear. Si se siente amenazada, la rana saltará del árbol donde se encuentre a otro árbol planeando y subirá de nuevo a la copa, si sigue en peligro, volverá a saltar a otro árbol y a subir a la copa de nuevo.

La avispa cazadora:
Este insecto se alimenta fundamentalmente de grillos, y para encontrarlos debe hacer vuelos muy cerca del suelo, por lo que generalmente se encuentra en una de las capas más inferiores de los bosques tropicales. Se hacen llamar cazadoras puesto que tienen una gran habilidad para cazar a sus presas, agarrándolas con sus colmillos e inyectando con su aguijón un veneno que mantiene a la presa paralizada y lista para ser transportada a su madriguera. Una vez en la madriguera, la avispa dejará un huevo dentro del cuerpo de la presa envenenada y cuando el huevo eclosione y salga la larva, esta tendrá alimento asegurado.

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada