sábado, 9 de junio de 2012

Los movimientos de los animales

El movimiento es necesario para todo ser vivo, para buscar alimento, escapar de sus predadores, buscar pareja y muchas cosas más, esa es la razón por la cual todos han desarrollado sus propios métodos para desplazarse y realizar las acciones que le permitan sobrevivir el día a día.

Mientras que muchos animales han desarrollado patas para correr y saltar, las aves han desarrollado alas para volar y garras para agarrar a sus presas y los animales marinos han desarrollado aletas para nadar, todo depende sobretodo del medio en el cual se encuentren, ello determinará qué extremidades desarrollarán para sobrevivir a la naturaleza.

Existen muchos métodos para desplazarse por los diferentes medios, existen animales, como el caracol o la serpiente, que son capaces de desplazarse por el suelo sin extremidades, simplemente arrastrando sus cuerpos, el caracol incluso ha desarrollado un método para crear una mucosa que le ayuda a deslizarse por el suelo, el gusano se desplaza de una forma similar, sin embargo, en lugar de arrastrarse, contrae y extiende su cuerpo para moverse y enterrarse en la tierra.

A pesar de todo esto, existen animales que prácticamente no tienen movimiento, como es el caso de los erizos, estrellas de mar o esponjas de mar, entre otros. Estos animales deben explotar el movimiento del alrededor de su entorno para alimentarse y vivir, como por ejemplo las esponjas que se alimentan absorbiendo los restos y partículas de animales y plantas que circulan por las aguas de su alrededor, también son un buen ejemplo las medusas, que tienen que aprovechar el oleaje del mar para desplazarse.

Animales que se sostienen en las paredes y techos:
Muchos animales han desarrollado métodos para engancharse en las paredes y techos de diferentes superficies, como en el caso de las salamanquesas que tienen una especie de cojinetes llenos de pelos que se adhieren a diferentes terrenos, haciendo efecto ventosa. Esto le permite llegar a lugares altos, como los tejados de las casas, lo alto de las rocas, árboles, entre otros para buscar alimento.

Animales que saltan muy alto para alcanzar sus objetivos:
Hay animales que han desarrollado grandes y potentes saltos para alcanzar lugares altos, lejanos o directamente para abalanzarse contra una presa, un gran grupo de animales que ha desarrollado este tipo de movimiento son los felinos, entre muchos otros. El felino más conocido es el gato, una característica especial que tienen es que son capaces de saltar muy fuertemente y caer en el suelo de forma suave, amortizando la caída gracias a sus patas delanteras, a pesar de las garras que tienen preparadas para agarrar a sus presas, además, utilizan su cola como mando, que le ayudará a dirigir el salto hacia donde lo desee.

El vuelo de los pájaros:
Las aves son un tipo de animal con la capacidad de volar, aunque existe un grupo de aves, llamado aves corredoras, que debido a la poca fuerza de sus alas en proporción al peso de su cuerpo no poseen la habilidad de volar. En el caso de los patos, tienen sus alas ligeramente arqueadas de delante a atrás, ayudando a un vuelo más rápido y ligero. Igual que las velas de los barcos, las alas de los pájaros funcionan gracias al empuje que hace contra el aire, produciendo que el cuerpo se eleve del suelo.

Movimientos de lado a lado:
Algunos animales, especialmente las serpientes, se desplazan deslizando su cuerpo en forma de S para moverse por el suelo, ya que no poseen extremidades para caminar o correr, ni alas para volar o aletas para nadar, para moverse, aprovechando las imperfecciones del terreno.
Forma curvas con su cuerpo, rodeando plantas, árboles y rocas, entre otras cosas y empujándose sobre ellas para acelerar el paso.

El desplazamiento de los tiburones:
Los tiburones utilizan todo su cuerpo para moverse, haciendo con su cuerpo una forma de S para nadar en el agua, además, las aletas pectorales que tienen les ayudan a desplazarse, como en el caso del tollo, que mueven su cuerpo en la dirección contraria de la cabeza y la cola en la misma dirección que la cabeza, de ahí se dice que se mueven en forma de S.

El balanceo de los anfibios:
Los anfibios para moverse balancean su cuerpo de un lado hacia el otro, debido a que sus extremidades, tanto las delanteras como las traseras, se mueven al mismo tiempo. En el caso de las ranas, igual que otros anfibios, tienen una especie de ventosas en los dedos que le permiten quedarse pegados en superficies rectas, para trepar o para saltar sobre hojas brillantes.

1 comentario:

  1. Pues me gusta como está distribuida la información de buenas categorías. Hicisteis un buen trabajo.

    ResponderEliminar