sábado, 7 de julio de 2012

Todo sobre los delfines y las marsopas - Toda la información




El hábitat de los delfines y las marsopas, ¿Dónde viven?: 
La mayoría de los delfines y marsopas se encuentran en los litorales y en los estuarios, además de en alta mar, junto a las ballenas, sus parientes más grandes. Pero no solo se encuentran en el mar, también pueden ser encontrado en ríos y lagos de agua dulce.
Las marsopas pasan casi toda su vida en aguas costeras y en grandes ríos.
Su localización es en todo el mundo, incluso en los glaciares del Océano Meridional.

 La alimentación de los delfines y las marsopas, ¿Qué comen?: 
Generalmente se alimentan de pulpos y peces.

 El cuerpo de los delfines y las marsopas: 
 - El tamaño de su cuerpo es de 1,2 metros a 9 metros.
 - La piel que cubre a los delfines y las marsopas es muy suave y además no tienen pelo, lo que hace que su cuerpo sea todavía más deslizable por el agua.
 - El cuerpo de las marsopas es como el de los delfines pero más pequeño, aunque es más robusto, ancho y está mejor adaptado para el desplazamiento por agua. Tienen un hocico aplanado y corto, lo que les diferencia de los delfines que tienen el hocico tan largo.
 - Los delfines tienen las aletas perfectamente preparadas para cambiar de dirección al nadar detrás de su presa, evitando así que se escape.
 - Tienen una aleta dorsal que les ayuda a mantener el equilibrio en el agua mientras nadan.
 - La cola de los delfines y de las marsopas está dividida en dos aletas planas. En el agua, estas aletas adoptan una posición horizontal, a diferencia de los peces que tienen las aletas de la cola en posición vertical. Moviendo estas grandes aletas hacia arriba y hacia abajo logran impulsarse a gran velocidad por el agua, el hecho de que los músculos que mueven la cola sean muy poderosos permite mover la cola con mucha fuerza.
 - El hocico de los delfines es muy largo, a diferencia de los delfines del antártico que tienen el pico corto.
 - Los delfines del antártico tienen un diseño en su cuerpo con manchas blancas, recorriendo todo el costado de su cuerpo.
 - Los delfines tienen las mandíbulas muy largas, con hasta 252 dientes iguales, todos ellos afilados y con forma conoide, con ellos, son capaces de cazar cualquier presa por muy resbaladiza que sea.
 - Tienen pulmones que respiran el aire de la superficie terrestre, por lo que ascienden cada cierto tiempo para respirar gracias al orificio nasal que tienen encima de su cabeza.

 Características de los delfines y las marsopas: 
 - Las marsopas pertenecen a la familia de los Focénidos. Los delfines pertenecen a los Delfínidos, aunque los delfines de río pertenecen a estas tres familias: Iníidos, Pontoporíidos y Platanístidos.
 - Existen 33 especies distintas de delfines, 5 especies distintas de delfines de río y 6 especies distintas de marsopas.
 - Se trata de uno de los animales más inteligentes que habita en el planeta tierra, han desarrollado un método de comunicación muy potente y eficaz que se basa en la comunicación a través de gritos y chasquidos.
 - Necesitan salir a la superficie cada cierto tiempo para respirar, y hacen la respiración pulmonar a través de su orificio nasal, que se encuentra encima de su cabeza.
 - Viven en grupos de pocos individuos, aunque estos grupos se cuidan mucho entre ellos, en caso de que un delfín o marsopa tenga algún problema que le impida salir a la superficie a respirar, otro delfín o marsopa lo empujará hacia arriba para que pueda hacerlo. Cuando navegan en grupo, estos suelen ser de hasta 7 ejemplares.
 - Alcanzan grandes velocidades al nadar gracias a su cuerpo hidrodinámico, su piel suave, sin pelo y resbaladiza y a sus grandes aletas de su cola, entre otras cosas. A pesar de ello, sólo pueden nadar rápidamente durante períodos limitados de tiempo.
 - Mantienen su equilibrio durante el nado gracias a su aleta dorsal.
 - Viven aproximadamente 50 años.
 - Tienen una cría por parto.
 - Lo hacen todo bajo agua: Comer, dormir, dar a luz, aparearse, etcétera.
 - Los delfines del antártico, igual que otros delfines, a veces se dejan llevar por las olas que forman los barcos al navegar.

Los delfines y marsopas saltando a la superficie para respirar sin detenerse:
Cuando podemos observar delfines y marsopas saltando en el mar, no es más que una técnica que emplean para poder salir a la superficie a respirar sin tener que disminuir su velocidad de nado. Se trata de que mientras nadan salen a la superficie y saltan a gran velocidad, planeando luego por la superficie y sumergiéndose de nuevo en el agua, sin necesidad de detener el nado.

Los delfines y su radar:
Los delfines tienen una especie de radar en su cabeza que les permite saber la localización exacta de su presa y la situación de cada obstáculo que puede estorbarle durante sus recorridos a gran velocidad. El radar consiste en lanzar unos sonidos que se transmiten a gran velocidad por todas partes y que rebotan con todos los objetos que hay alrededor del delfín, una vez los sonidos regresan al delfín, este los interpreta para crear una imagen de sonido muy exacta en su mente que le permite saber la situación exacta de cada elemento que le rodea. Estamos hablando de un proceso que se lleva a cabo de forma muy rápida.

Los delfines de río:
Existen 5 especies diferentes de delfines de río. Se trata de animales mamíferos que viven solamente en ríos de China y Sudamérica.
En relación a muchos de sus parientes, se trata de delfines pequeños, llegando casi a los 3 metros de largura.
Tienen un pico bastante alargado y estrecho, además, su frente es grande y con forma redondeada. Tienen los ojos muy pequeños, lo que hace que su vista sea bastante torpe, aunque se las arreglan muy bien con su radar para localizar los objetos que les rodean y las presas para cazarlas.
Sus aletas son bastante anchas, lo que les permite cambiar fácilmente de dirección. Tienen una aleta en el dorso bastante baja y con forma triangular.

Ositos Hemos redactado este artículo con mucho cariño para que puedas disfrutarlo, ayúdanos a promoverlo haciendo un sólo click en +1:

2 comentarios:

  1. Esto es genial, gracias, me ayudaste a realizar mi tarea, eres genial, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Las marsopas no se pueden comer a un tiburón ni a un delfín porque son más grandes que ella, comen carne por eso se las llaman carnívoras.

    ResponderEliminar