martes, 6 de noviembre de 2012

Todo sobre las serpientes - Toda la información

Las serpientes son reptiles parientes de los lagartos, las tortugas y los cocodrilos.

En todo el mundo, existen más de 2.700 tipos de serpientes distintas.

El hábitat de las serpientes, ¿Dónde viven?:
Habitan en muchos lugares, incluyendo selvas tropicales, desiertos, océanos, agua dulce, pantanos, zonas urbanas y montañas. En realidad, son más comunes en desiertos y selvas tropicales debido a que el clima les proporciona un calor óptimo para la supervivencia.
Se distribuyen por todos los continentes del mundo, excepto en la Antártida y en los mares tropicales.
Las serpientes no soportan los lugares demasiado fríos.

La alimentación de las serpientes, ¿Qué comen?:
Se alimentan de aves, mamíferos, peces, huevos y muchos tipos de animales.

Todas las serpientes se alimentan de carne, se tragan a su presa entera puesto que no tienen la habilidad de despedazar la comida. Cuando se van a tragar a su presa, generalmente comienzan por la cabeza y acaban por la cola.

Las serpientes comen pocas veces, son capaces de sobrevivir durante meses sin comer, entre comida y comida.

El cuerpo de las serpientes:
 - Sus cuerpos son largos y delgados.
 - El tamaño de las serpientes es muy variable, las hay que caben dentro de una mano, mientras que otras son tan grandes que podrían matar y comerse a un cocodrilo.
 - Generalmente el cuerpo de las hembras es más grande que el cuerpo de los machos.
 - Carecen de patas.
 - Tienen la piel escamosa.
 - Su lengua es ahorquillada, y con ella pueden gustar y oler el aire.
 - Sus dientes son incapaces de despedazar la comida de los animales a los que matan, por lo que se ven obligadas a tragarse a sus presas enteras.
 - Las mandíbulas de las serpientes son débiles y elásticas, preparadas para poder abrir la boca más de lo que cualquier otro animal es capaz, otorgando a la serpiente la gran habilidad de tragarse a sus presas enteras.
 - Las serpientes no tienen párpados, por lo que no pueden cerrar los ojos.
 - La mayoría de las serpientes no son venenosas, ni tampoco son ninguna amenaza para el ser humano, aunque las hay que sí lo son. La mayoría de las serpientes venenosas son las serpientes acuáticas, que son las más peligrosas debido a su veneno.
 - Las escamas de las serpientes se componen de queratina, el mismo material que compone nuestras uñas.

Características de las serpientes:
 - Existen 10 familias principales de serpientes, las cuales incluyen los vipéridos (las serpientes de cascabel, las víboras y las víboras áspid), los elápidos (las mambas, las serpientes coral y las cobras) y los boidos (Las boas y las pitones),
 - Las serpientes necesitan el calor para sobrevivir, por lo que son más comunes en desiertos y en selvas tropicales.
 - Tienen una habilidad muy singular para gustar y oler el aire a través de su lengua.
 - Casi todas las serpientes ponen huevos, normalmente lo hacen en lugares seguros, húmedos y cálidos, como por ejemplo enterrados en la tierra, en un tronco, debajo de una roca o entre plantas en descomposición.
 - Las serpientes macho y hembra se juntan para aparearse, pero una vez se han apareado, no viven juntas. Los machos utilizan su olfato para encontrar a las hembras, y en ocasiones tienen que batirse en duelo con otros machos para demostrar quien es más fuerte y quien debe aparearse con la hembra.
 - Los huevos de las serpientes son muy distintos a los huevos de las aves. Son duros y correosos.
 - La mayoría de las serpientes no cuidan de sus huevos ni de sus crías.
 - Las crías saldrán del huevo gracias a un diente afilado que desarrollan en su hocico, que les permitirá romper la cáscara del huevo.
 - Muchas serpientes que viven en el desierto se desplazan lateralmente, realizando movimientos ondulares por la arena. Se trata de una estrategia para moverse sin que la serpiente se hunda en la arena suelta del desierto, con la que sólo una pequeña parte del cuerpo toca la arena caliente del desierto al mismo tiempo.

Las serpientes acuáticas:
Las serpientes habitan en los ríos, los lagos, los pantanos, las lagunas y en el mar. Cuando se trata de serpientes marinas, prefieren las aguas cálidas que ofrece el Océano Pacífico y el Océano Índico, puesto que estas zonas ofrecen unos climas excelentes para que las serpientes puedan mantener un correcto calor corporal.
Las serpientes acuáticas son una de las serpientes más venenosas de todo el mundo y forman una "S" cuando nadan por el agua.

Las serpientes arborícolas:
El cuerpo de las serpientes arborícolas es largo, plano y delgado, la cabeza es puntiaguda para poder deslizarse bien entre las ramas de los árboles.
Muchas serpientes arborícolas tienen la cola larga, de la cual se ayudan para sujetarse firmemente en las ramas de los árboles.
Existen serpientes arborícolas con la habilidad de saltar planeando de un árbol a otro, desplegando sus largas costillas y curvando la parte inferior de su cuerpo para convertirse en una especie de paracaídas vivo.
Las serpientes arborícolas suelen tener colores verdes o pardos que les ayudan a camuflarse entre las hojas y las ramas de los árboles, a fin de mantenerse ocultas ante los predadores y las presas.

La forma de cazar de las serpientes:
Casi todas las serpientes matan a su presa antes de comérsela.
Existen serpientes que se enrollan alrededor del cuerpo de la presa, apretándola y asfixiándola hasta su muerte, mientras que existen otras serpientes que asesinan a sus víctimas con una mordedura venenosa.

La curiosa estrategia de defensa de la coral ratonera o culebra de leche:
La coral ratonera o culebra de leche es un tipo de serpiente conocida por su gran habilidad para defenderse: su apariencia. Se trata de una serpiente completamente inofensiva e indefensa, que se defiende adoptando los mismos colores que la serpiente coral, una serpiente muy venenosa cuyo veneno produce la muerte. Gracias a los colores que adopta, advierte a los predadores de que es peligrosamente venenosa, a pesar de no serlo, por lo que en realidad resulta ser un excelente método de defensa. Adoptan estos colores gracias a los pigmentos de las escamas de la serpiente, con marcas brillantes que hacen entender al resto de los adversarios de que es venenosa y de que deben alejarse si no quieren correr un grave peligro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada