viernes, 9 de noviembre de 2012

Todo sobre los cocodrilos y caimanes - Toda la información

Los cocodrilos son animales muy conocidos, dentro de la familia entran los cocodrilos, caimanes (que son parientes de los aligatores), los aligatores y los gaviales.

El hábitat de los cocodrilos y caimanes, ¿Dónde viven?:
Viven en los ríos, pantanos, lagos, ciénagas, bosques tropicales y océanos de Asia, Australia, América tropical y África.

Viven en el agua, sin embargo salen bastante para tomar el sol durante el día.

El aligator americano vive en los pantanos con poca profundidad de Estados Unidos, un lugar con mucha abundancia de alimento y de presas, como peces, a las que cazar. En estos lugares hay muchos bancos de barro donde los aligatores pueden tomar el sol o anidar, pero los inviernos son fríos, y tendrán que cavar un agujero en la tierra para dormir cobijados hasta la primavera.

La alimentación de los cocodrilos y caimanes, ¿Qué comen?:
Son animales carnívoros que se alimentan de otros animales.
Se alimentan de todo tipo de animales, desde insectos, ranas e incluso de peces, hasta tortugas y pájaros.

Los cocodrilos y aligatores no son capaces de masticar, por lo que sus dientes despedazan la carne.

El cuerpo de los cocodrilos y caimanes:
 - El tamaño del cuerpo de los cocodrilos, caimanes y aligatores va desde los 1,5 hasta los 7,5 metros. Los gaviales tienen un tamaño que va de los 3 a los 5,5 metros.
 - Poseen patas palmeadas.
 - Tienen la piel pegada a los huesos del cráneo, sin ningún relleno muscular.
 - Tienen una cola muy potente que les ayuda a darse impulso en el agua.
 - Los ojos de los cocodrilos y caimanes se sitúan en la parte superior de su cabeza, de modo que pueden permanecer debajo del agua sacando tan solo la nariz y los ojos, para ver y respirar mientras permanecen ocultos debajo del agua. Son capaces incluso de nadar mientras realizan esta técnica para mantenerse ocultos, sus ojos se sitúan muy juntos el uno del otro y miran directamente hacia adelante.
 - Los aligatores y los caimanes poseen una cabeza ancha y plana.
 - El hocico de los caimanes y aligatores es redondeado, ancho y corto, perfecto para cazar grandes presas, en cambio, los cocodrilos y los gaviales lo tienen más delgado y largo, adaptado más bien para la caza de peces.
 - Todas las especies de cocodrilos y caimanes tienen unas mandíbulas muy fuertes, las cuales pueden cerrarse muy fuertemente, clavando los dientes en la presa como si se tratase de cuchillos.
 - Los cocodrilos y los aligatores tienen los dientes en forma de cono. Mientras que los mamíferos tienen dos juegos de dientes permanentes, los cocodrilos mudan los dientes de forma usual, creciendo los dientes nuevos debajo de los viejos, ocupando el diente nuevo el lugar del diente viejo.
 - La piel de todas las especies se compone de escamas muy duras que protegen su cuerpo ante los ataques de los rivales y las quemaduras del sol, además de evitar que su cuerpo se deshidrate, puesto que también es impermeable.
 - Todas las especies controlan su temperatura corporal entrando y saliendo del agua, dependiendo de si necesitan calentarse o enfriarse. También pueden descender su temperatura manteniendo abierta la boca.
 - Los cocodrilos y aligatores tienen varios sistemas de seguridad para impedir que entre agua en su cuerpo cuando huyen en el agua o cuando permanecen en ella, los cuales consisten en unas cubiertas que cierran sus orificios nasales y oídos, un tercer párpado especial que impide el paso del agua a los ojos y una válvula que cierra su garganta para que no entre agua en sus pulmones.
 - Sus pupilas son estrechas y verticales. Tienen una capa en la parte trasera del ojo que les permite abrir al máximo las pupilas para que entre la mayor cantidad posible de luz durante la noche.

Características de los cocodrilos y caimanes:
 - Los cocodrilos pertenecen a la familia de los crocodílidos, los gaviales pertenecen a la familia de los gaviálidos y los caimanes y aligatores pertenecen a la familia de los aligatóridos.
 - En todo el mundo existen 13 especies distintas de cocodrilos, 6 especies de caimanes, 2 especies de gaviales y 2 especies de aligatores.
 - Viven de 50 a 75 años.
 - Tienen de 10 a 90 crías.
 - Aunque la hembra pone sus huevos en la tierra y por lo tanto las crías nacen en la tierra, éstas van directas al agua en cuanto nacen.
 - La situación y dirección de sus ojos les permiten ver en tres dimensiones, además de poder calcular con buena precisión las distancias.
 - Tienen una buena visión nocturna gracias la capa especial que tienen detrás del ojo, pudiendo abrir sus pupilas estrechas y verticales al máximo para que entre más luz.
 - Los cocodrilos y los aligatores, cuando se sienten amenazados y necesitan huir, se hunden en el agua muy velozmente. Cuando ya están sumergidos debajo del agua, utilizan una cubierta especial para tapar sus orejas y sus orificios nasales, además de un tercer párpado que se deslizará sobre sus ojos. Además de todos estos sistemas de seguridad para permanecer debajo del agua, también tienen una especie de cierre en la garganta que impedirá el paso del agua hacia los pulmones mientras el cocodrilo mantenga la boca abierta debajo del agua.
 - Cuando se sumergen, utilizan sus patas traseras como frenos.
 - Son capaces de nadar sin agitar el agua gracias a sus dedos palmeados, que despliegan lo máximo posible para nadar silenciosamente.

Los nidos y huevos de los cocodrilos y caimanes:
Los cocodrilos y los caimanes ponen huevos con cáscaras duras, del mismo modo que las aves. Los caimanes, aligatores y algunos cocodrilos obran unos montículos compuestos por hojas y hierba para mantener abrigados los huevos. Los gaviales y algunos cocodrilos cavan agujeros en la tierra o arena para anidar. Frecuentemente, las hembras cuidan los nidos hasta que los huevos eclosionan.

El gigantesco cocodrilo del Nilo:
El cocodrilo del Nilo es el mayor predador de agua dulce de toda África. Caza a sus presas acechando desde la ribera, y son capaces de matar víctimas del tamaño de una cebra. Normalmente no son capaces de comerse a sus presas de una sola vez debido al tamaño de su estómago, que no es tan grande como las presas que cazan, por lo que se suelen juntar varios cocodrilos de la misma especie para compartir a su presa, despedazándola y comiéndosela entre todos. Se trata de una forma de alimentación grupal inusual entre los reptiles.
Estos cocodrilos tienen unas patas cortas y muy poderosas que les permiten desplazarse de forma muy veloz en distancias cortas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada